julio 22, 2020

Boda en pausa

En la vida hay pausas que hacemos por voluntad propia y otras que la vida misma nos obliga a hacer. Por el momento, el COVID-19 nos ha orillado a detenernos, afectando desde nuestros planes hasta la forma en que vivimos. Dentro de los eventos que se encuentra en un descanso sabático indefinido están las bodas. 

Aún a pesar de la incertidumbre del momento, algo sabemos: todas las bodas en pausa se reanudarán tarde o temprano. Seguramente, como a muchos otros, esta nueva rutina que nos hemos visto forzados a adoptar debido a la situación te ha dado mucho tiempo libre para pensar y quizá hasta para preocuparte un poco por la boda. Si este es tu caso, aquí te van algunos consejos de lo que puedes hacer para enfocar tu energía de manera positiva y aprovechar el tiempo libre. 

1.¿Qué nos falta hacer?: si tu boda quedó en pausa a mitad de su planeación, este es un buen momento para retomarla, aunque no lo parezca. Una boda no es algo fácil y si quieres que los momentos capturados sean impecables, necesitas tener todo a la perfección. Trata de organizarte, puedes hacer una lista de pendientes y dividirla en “cosas que se pueden realizar remotamente” y “cosas que se deberán hacer cuando termine la cuarentena”. Esto te ayudará a enfoca tu mente. 

2. Consume local: la cuarentena sin duda nos está afectando económicamente a todos, especialmente a aquellos dueños de negocios pequeños e independientes. Si aun no cuentas con todos tus servicios, trata de contratarlos en este tipo de negocios. Desde invitaciones, hasta recuerdos o centros de mesa, incluso el menor detalle puede ser una oportunidad para los emprendedores. Si está en tus manos dar un adelanto, hazlo, esto seguramente será de gran ayuda para ellos.

3. No canceles al fotógrafo: si bien tu boda ha quedado congelada por un tiempo, no es necesario que canceles lo que ya tienes planeado. Como fotógrafo, comprendo lo importante que es capturar un momento tan especial como una boda y estaría más que dispuesto a reagendar para que ese día salga como lo planeaste, al igual que la mayoría de los fotógrafos. Si por alguna razón no fuera posible encontrar una fecha adecuada, siempre te sería recomendado otro fotógrafo que este en el mismo nivel para que tu evento sea perfecto, tal y como las fotografías obtenidas del mismo.

4. Agrega tu toque a la boda: este tiempo libre puede ser un buen pretexto para que tú y tu pareja agregue una sorpresa más a su boda. Un objeto pequeño hecho por ustedes o el montaje de una coreografía para presentar el gran día, detalles como estos harán su boda aún mas inolvidable, tanto para los invitados como para ustedes. La celebración no podrá ser más suya.

5. Planea la luna de miel: puede que incluso esta se haya visto afectada debido a la cuarentena, ya sea posponiendo la fecha o incluso teniendo que cambiar el destino. Este puede ser un buen momento para repensar los planes y así conseguir la luna de miel de ensueño que tu pareja y tú buscan. Si aun no tenías nada en la agenda, es hora de comenzar a buscar destinos y elegir fechas tentativas. No importa que no se tenga el día, siempre es bueno buscar opciones y comenzar a elegir sus lugares favoritos.

6. Carpe calma: seguramente has escuchado la frase “Carpe Diem”, si re-enfocamos esta frase a los tiempos que vivimos, obtenemos “aprovecha la calma”. En la actualidad, nos movemos tan rápido que un respiro es casi imposible. Ahora que tenemos oportunidad de tomar un descanso sería una pena desperdiciarla. Si tus preparativos ya están terminados y no queda más por hacer, siempre existe la posibilidad de tomar este tiempo para ti y reconectar con tu pareja. Usen el tiempo para enfocarse en su bienestar y escuchar sus necesidades.

En nuestra experiencia como fotógrafos, las bodas bien organizadas resultan ser aquellas en las que las parejas están satisfechas con todos los preparativos y el resultado de estos.

Lo anterior permite retratar con mayor facilidad la sensación del momento y la alegría del ambiente, haciendo especial cada toma. Así que si buscas que tu boda sea perfecta, es hora de convertir este tiempo libre en productividad para el gran día.