agosto 13, 2020

¿Y si estoy lista pero mi pareja no?

Estás feliz. Tienes a tu lado a la pareja con la que siempre habías soñado. Sabes que es la persona correcta para ti y te emociona empezar una vida a su lado. Comienzas a hacer planes, te imaginas cómo será su vida juntos, de qué color pintarán su casa, qué lugares visitarán pero entonces, te encuentras con un callejón aparentemente sin salida: tu pareja no está lista para comprometerse.

Enterarte de que tu pareja no se siente lista para empezar la vida en matrimonio que tanto estabas esperando puede ser un momento muy complicado. El hecho de que esto sea cada vez más común en nuestros días no lo hace una situación menos estresante. Pero esto no debe de presentar un problema para su relación. Déjame ofrecerte una guía de las cosas que puedes hacer si tu pareja te acaba de confesar que no está lista para comprometerse.

Pregúntate qué y por qué

No hablo de que te martirices buscando razones por las que tu pareja no se siente lista, lo que intento decir aquí es que te escuches primero. Para poder hablar sobre el tema es necesario que tú sepas cómo te sientes al respecto. Define qué es lo que quieres y por qué lo quieres antes de que tomes una decisión con respecto al futuro de su relación. Hazte preguntas como: ¿En verdad quiero pasar el resto de mi vida con esta persona? ¿Acaso me siento presionada por mi edad y siento que es tiempo de dar el siguiente paso? ¿Es porque mis amigos se están casando y tengo miedo de quedarme atrás? Conócete primero.

Si bien el matrimonio es una práctica tradicional desde hace siglos, no es un requisito para la felicidad.

Si bien el matrimonio es una práctica tradicional desde hace siglos, no es un requisito para la felicidad. A lo que me refiero es que cada día más personas deciden vivir juntas sin comprometerse y eso no les impide disfrutar de formar una plena vida juntos. Tu pareja y tu pueden discernir en este punto, cada persona es distinta y eso debe ser respetado. Lo único que está en tus manos es estar segura de lo que quieres y saber el porqué lo quieres.

No te cierres

Una vez que has reflexionado sobre el tema, seguramente tu pareja también habrá tenido tiempo para pensarlo por su cuenta. Este es el momento donde deberían hablar, no encierren el problema y pretendan que nada pasó. Lo más importante para que una relación funcione es la comunicación. Tienes que encontrate dispuesta a escuchar todas las razones de tu pareja. Quizá tenga experiencias pasadas que le generaron una concepción mala del matrimonio y no quiere que eso entre en su relación. 

Hay personas que quieren alcanzar ciertas cosas antes de comprometerse, como una estabilidad económica, viajar a otro país, correr un maratón; pueden existir varias cosas.

Otras de las razones más comunes que detienen a una persona para casarse son sus logros. A veces, hay personas que quieren alcanzar ciertas cosas antes de comprometerse, como una estabilidad económica, viajar a otro país, correr un maratón; pueden existir varias cosas. También cabe la posibilidad de que tu pareja simplemente crea que las cosas están bien como están y no hay necesidad de cambiarlas.

Crea un plan y define un tiempo 

Si tu pareja simplemente no se siente lista, pregúntate cuánto tiempo estás dispuesta a esperar, la respuesta puede variar desde una eternidad (si es que el matrimonio no es esencial para ti) a algunos meses. Es tú decisión. Cada relación es distinta así que no debes sentirte presionada por casos de las personas que conozcas.

Si en cambio tu pareja quiere lograr ciertas metas antes de iniciar una vida en matrimonio, hablen y ofrecele tu apoyo. Pregunta qué es lo que quiere para que hagan un plan. Trabajen juntos para obtener lo que quieren. El proceso puede ser difícil. Consideren asistir a terapia de pareja para resolver ciertos conflictos.

Sopesa la situación y prepara tus maletas si es necesario

A veces, los planes no salen como lo esperábamos. Si tu pareja ha conseguido todo lo que buscaba pero aún no se siente lista o, incluso, puede que la terapia solo haya sacado a relucir problemas que parecen no tener solución, entonces debes de tomar una decisión. Lo más importante aquí son tus sentimientos, no te desgastes y escucha a tu intuición. Recuerda que tú eres tu prioridad número uno. A veces es mejor salir de un lugar para que la herida duela solo por un tiempo y no una eternidad.

You might also like