septiembre 24, 2020

¿Cómo conseguir tomas asombrosas en interiores?

Cuando se planea una boda, uno de los detalles que se encuentran al inicio de las lista de prioridades es la elección de la locación. Mientras a algunas parejas les encanta la idea de una boda en el bosque o en la playa, muchas optan por aceptar las ventajas que les ofrece celebrar una boda en un interior. Si bien, realizar tu evento en un lugar cerrado es la mejor opción para combatir los imprevistos del clima, también puede tener algunas desventajas.  Una de estas es la iluminación. 

Como fotógrafos, cuando trabajamos en interiores, uno de los mayores retos con los que nos encontramos es la luz. Hallar puntos que cuenten con la iluminación correcta para poder conseguir buenas fotografías en estos lugares puede ser una tarea muy ardua. Por eso, déjame darte una lista de consejos que puedes utilizar para que tus fotos se sigan viendo espectaculares aún si la locación no es un exterior.

Hallar puntos que cuenten con la iluminación correcta para poder conseguir buenas fotografías en estos lugares puede ser una tarea muy ardua.

Escucha a tu cliente

Después de todo, el trabajo es para ellos. Habla con la pareja y escucha sus peticiones, qué es lo que quieren o esperan. Si buscan tomas en especifico o simplemente que todas cuenten con un estilo determinado. Son tu prioridad número uno.

No olvides lo espontáneo 

Una de las maneras más sencillas de conseguir fotos que cuenten una historia es capturando esos momentos espontáneos, lo complicado es lograr la toma en el momento perfecto. Para esto mantente alerta, nunca sabes cuándo una carcajada se le puede escapar a la novia y darte la oportunidad perfecta para inmortalizar el momento.

Aprovecha la locación

Algunas recepciones cuentan con escalera, puedes aprovechar esos acabados curvos y usarlos como marco para un retrato de la feliz pareja. Si hay candelabros, no olvides capturarlos. Tomar fotografías del lugar con la decoración que eligieron los novios también es una buena opción.

No te olvides de los invitados 

Usar a la gente como tu foco quizá no te de fotos en las que los claroscuros juegan un gran papel pero te dará algo más valioso, las emociones. Seguramente habrá más de una tía con lágrimas en los ojos. Aprovecha estos momentos para capturar lo humano del momento: los sentimientos. 

El detalle sí importa 

Olvídate de los contraluces y enfócate en los detalles. A veces una foto detallada puede contar con una mejor composición que una foto que juega con la luz. Si bien, la luz nunca deja de ser importante para las fotos, no significa que se te cerrará el mundo por no contar con la iluminación directa del sol. 

El orificio en la pared

Otra manera de capturar buenas fotografías en interiores es buscando las ventanas. Algunas locaciones cuentan con ventanales de piso a techo o quizá con una ventana al final de un largo pasillo; te pueden servir de marco o puedes aprovechar la luz  que se cuela por los cristales. Encuentra ese pequeño hueco en las pesadas paredes de concreto, son tu mejor aliado. 

El farol entre tinieblas 

Si bien, los interiores no periten que e sol juegue libremente en los recovecos del lugar, seguro existe un lugar en el que el sol hace de las suyas y logra sobrepasar las paredes. Encuentra ese punto de iluminación y úsalo a tu favor. Prueba distintos ángulos y camina por el lugar. Además, hacer uso de luz artificial también puede ser un recurso. 

De regreso a los clásicos 

Hacer uso de una sesión a blanco y negro puede ser una buena forma de sacar tomas que resalte cuando se trata de interiores. Comenta la opción con la pareja y exponles las ventajas de este método. Además, este seguro será un estilo único para su boda.