octubre 1, 2020

Guía completa para leer tu contrato fotográfico de boda

Con todos los preparativos que debes de tener en mente y todos los proveedores a los que tienes que visitar es lógico que quieras hacer todos lo procesos los más rápido posible y cerrar los contratos tan pronto como puedas. Sin embargo, no te aceleres con estos, pues contienen información de suma importancia. No solo estarás dando datos personales, en algunos caso incluso estarás dando permiso para usar tu imagen, como es el caso del contrato de fotografía. Es por eso que debes revisar detalladamente las estipulaciones de cada contrato que firmes. 

No solo estarás dando datos personales, en algunos caso incluso estarás dando permiso para usar tu imagen, como es el caso del contrato de fotografía.

En el presente artículo te desglosaré los detalles más importantes del contrato fotográfico y los puntos que tienes que tomar en cuenta; así como las cláusulas que es indispensable aparezcan en esa hoja de papel firmada. 

Comencemos con una pequeña descripción. El contrato de fotografía es un documento en el cual se establecen las responsabilidades y obligaciones del fotógrafo y el cliente, así como las políticas de cancelación, cambio de fecha y planes de pago. Este contrato funciona para protección, tanto del cliente como del profesional con el que se trabaja. Ahora que lo hemos definido, pasemos  a hablar de su importancia.

La importancia de los contratos de fotografía para tu boda 

Si alguna vez te haz preguntado si es posible demandar a un fotógrafo usando este contrato, la respuesta es sí. Estos contratos pueden ser utilizados en cuestiones legales. Los casos más comunes por los cuales se demanda son: incumplimiento de alguna cláusula, uso incorrecto de datos y resultados no concordantes con el contrato; es decir, si tu fotógrafo te promete algún servicio en el contrato y no lo cumple, si usa tus fotografías sin tu consentimiento y cuando se establece un tipo específico de fotografía pero esta no se entrega. En este sentido, el contrato funciona como un amparo para el cliente.

Asimismo, en el contrato se establecen detalladamente cuales son las tareas que el fotógrafo cumplirá. Algunas veces los clientes confunde cuales son las funciones del fotógrafo o no las tienen muy bien definidas, por eso el contrato les clarifica las responsabilidades, tanto del profesional como del cliente. En este caso, el contrato protege también al fotógrafo.

Repasemos ahora algunos de los puntos esenciales del contrato.

Contenido indispensable 

1. Información de la boda: es importante que en el contrato se estipule la información tanto de la boda como del cliente. Te pedirán datos como tu nombre, número de teléfono y dirección. De igual forma se debe de anotar la fecha y el lugar de la celebración.

2. Qué incluirá el paquete: se deben de detallar los servicios que incluye el paquete que estás contratando, así como cualquier servicio extra que requieras. También debe describirse en qué tiempo estará listo el trabajo después de la boda. ¿Serán semanas o meses?

3. Planes de pago: se debe de estipular la cantidad del deposito, el número de pagos en el que se deberá saldar la cuenta, así como la fecha limite para liquidar. En este punto es necesario que se detalle cualquier cargo extra o comisión por cancelación. Otra cosa que se debe observar en el contrato es el tipo de pago. Ten en cuenta que casi ningún fotógrafo acepta tarjetas de crédito.

4. La reprogramación: nadie lo desea, pero puede que surjan situaciones que te fuercen a posponer. Asegúrate de leer los parámetros para cambiar la fecha de tu evento.

5. Cobertura: es importante que en el contrato se describa las horas de cobertura que te ofrecerá el fotógrafo, así como el precio por hora extra. 

6. Copyright: obviamente los fotógrafos están conscientes de que imprimirás algunas fotos para decorar tu hogar o regalar a los familiares, pero revisa si el contrato tiene una cláusula en contra de que se usen sus fotografías en medios, como revistas, sin su consentimiento.

7. Liberación de las fotos: es importante que se establezca en el contrato si tu pareja y tú están dispuestos a que el fotógrafo haga uso de sus fotos en campañas u otras ocasiones. 

8. Liberación de lugares: hay algunos espacios que tiene que firmar una liberación para que tu fotógrafo pueda hacer su trabajo. Asegúrate de revisar quién tendrá que hacerse caso de conseguir estos permisos, tú o el fotógrafo.

9. La comida: en algunos contratos se estipula si deberás darle de comer a tu fotógrafo y a su staff, tenlo en cuenta. Hay estudios fotográficos que solo te piden los alimentos cuando pasan más de un número específico de horas cubriendo el evento. 

You might also like