octubre 15, 2020

Guía básica para tu boda destino

Una boda normal ya conlleva mucha planeación y ni hablemos del esfuerzo que requiere una boda destino. Planear esta última puede convertirse en una tarea algo estresante, pues, además de planear todo lo que se necesita en una boda local, es indispensable una organización extra para agendar los vuelos y encontrar hospedaje. No obstante, este problema puede desaparecer si se hace todo con la anticipación debida. Esto no solo aplica para los detalles del gran día, también deben de prestar atención a sus invitados. Existen ciertas formas que debes utilizar con esas personas que quieres que te acompañen el día de tu boda. A continuación te las comparto.

La anticipación va primero

Si estás planeando una boda destino, es mejor que avises a tus invitados con muchos meses de anticipación, pues considera que deberán pedir permiso en sus trabajos, conseguir transporte y hospedaje e, incluso, algunos tendrán que buscar niñera para sus pequeños. Las invitaciones normalmente se entregan dos meses antes del evento, pero en este caso, piensa en entregarlas por lo menos cuatro meses antes. Asimismo, es mejor que informes a tus invitados de la fecha con ocho meses de anticipación para que puedan organizarse sin problemas.

No dejen huecos en blanco

Su invitación no solo debe de tener estilo, también debe de contener toda la información necesaria para sus invitados. Incluyan una tarjeta con el itinerario de la celebración. Expliquen a detalle los lugares y las horas a las que se realizará cada actividad. De igual forma, no olviden incluir detalles sobre el transporte y el hospedaje. También pueden incluir un mapa del lugar. 

Es mejor ser claros

En la mayoría de las bodas destino, si no es que en todas, los gastos de transporte, hospedaje, entre otros servicios no corre en su cuenta. A veces este puede ser un tema delicado de tratar con los invitados, pero es necesario que les hagan saber que los gastos son responsabilidad de cada quien. Una manera sutil de informar de esto a tus invitados es colocando una tarjeta en la invitación con sugerencias de páginas donde pueden conseguir el transporte y el hospedaje a un buen precio. Así lo dirán de una manera implícita y evitarán problemas.

Rango de presupuestos 

Piensen que están invitando a distintos tipos de personas a su boda. Mientras que algunos de sus invitados no respingarán al pagar el viaje para disfrutar con ustedes el día de su boda, habrá otros que busquen opciones más económicas. Por eso investiguen de distintos hospedajes cerca de la locación de su boda para que puedan ofrecer a sus invitados diferentes opciones de hospedaje según sus necesidades. Incluso puedes contactar con alguno de estos lugares y así negociar un precio más accesible para tus invitados.

Aclaren la situación del regalo

Quizá no es lo que esperabas y no te agrade la idea, pero es bueno aclararle a tus invitados que no es necesario llevar regalo. Piensa en todos los gastos extra que deberán hacer para poder acompañarte el día de tu boda y, si bien es tradición presentar un obsequio a la recién casada pareja, este gasto puede ser una carga para las personas que estarán con ustedes ese gran día, pues además deberán pagar el transporte y el hospedaje. Háganle saber a sus invitados que su presencia es el mejor regalo y con eso basta.

Describe tu destino

No importa si tu viaje es nacional o fuera de tu país, asume que tus invitados no conocen el lugar en el que celebrarás tu boda. En atención a su asistencia a este evento tan especial para ustedes, investiga sobre el lugar. Recopila datos sobre el clima, la diferencia de horario, el idioma, la cultura, el tipo de cambio y otros detalles más. Redacta una guía de viaje para tus invitados y añadela a las invitaciones.

You might also like