noviembre 19, 2020

¿Me hechas una mano?

Posiblemente has creído que lo único que te relaciona con tu fotógrafo de bodas es una simple hoja llamada contrato. No obstante, considero que la convivencia con tu fotógrafo debe ir más allá. En mi caso, mientras más conozco a las parejas con las que trabajaré, me es más sencillo entender lo que buscan. Esto es de mucha ayuda, pues me permite visualizar y retratar su celebración al pie del altar tal y como lo desean. 

A veces, como fotógrafos, nuestros clientes llegan a pensar que todo el trabajo nos corresponde a nosotros y, si bien, esto es en parte cierto, siempre es bueno mantenernos informados. Mientras más sepa tu fotógrafo, obtendrás mejores resultados. Un fotógrafo precavido vale por dos, así que aquí te van algunas cosas que puedes hacer para mantener a tu fotógrafo al día, explotando al máximo este servicio. 

1. Hazlo parte de tus invitados: enviar una invitación a tu fotógrafo te dará ventajas a parte de mentalizarlo para el gran día. Primero, será un elemento que le vendrá muy útil para las capturas; ya sea de ciertos espacios o de objetos, tu invitación le añadirá un toque más propio a esas tomas. Además, a través del estilo de la invitación tu fotógrafo podrá hacerse una idea de lo que estás buscando para la celebración. Esto le ayudará a pensar en tomas que vayan acorde con lo que planeas para ese día especial. 

2. La organización es lo que cuenta: cuando se hace una celebración tan importante en la vida de las personas cada detalle es importante, pero para que tu fotógrafo pueda capturar cada uno de ellos necesita saber dónde están. Lo mejor que puedes hacer es tenerlos todos en un solo lugar y ordenados, así le evitarás a tu fotógrafo una rutina de cardio y te ahorrarás constantes interrupciones sin sacrificar ninguna fotografía. 

3. Hora de comer: Trata de coordinar la hora de comida de tu fotógrafo con la de los demás. Esto le dará un respiro para revisar cualquier pendiente que falte y prepararse para terminar el evento con una puntuación de cinco estrellas. Además evitarás que se pierda momentos especiales, ¡qué inconveniente sería que tu fotógrafo omitiera la toma mientras avientas el ramo por estar comiendo! 

4. Recuerda que no están solos: si bien ustedes como pareja y quizá con ayuda de familiares se han encargado de planear y contratar todo para el evento, nada de eso sería posible sin esos proveedores. Si planeas publicar tu fotos en la red, darle una lista al fotógrafo con la información de tus proveedores hará el trabajo más rápido y con ello reconocerás a todas aquellas personas que hicieron tu visión realidad. 

5. Elige a un árbol genealógico familiar andante: las sesiones fotográficas pueden llegar a ser un dolor de cabeza si les hace falta organización, por eso es mejor contar con una solución para esto. Elige a una persona que conozca a todos tus familiares y amigos para que ayude al fotógrafo a organizar los grupos para las tomas. Hacer una lista agrupando a los invitados tal y como quieres que se fotografíen también será de mucha utilidad. 

6. Agradeciendo en grande y en línea: las redes sociales son lo de hoy, son nuestra constante fuente de información y nuevas sobre la vida de nuestros conocidos; además de un medio para conocer cosas nuevas. Agregar una foto para compartir tu felicidad sobre ese gran día en instagram, hacer un post en tu blog o incluso crear un álbum de fotos en Facebook etiquetando a tu fotógrafo o añadiendo un link a su página sería una buena forma de agradecerle por su trabajo, pues esto aumentaría su visibilidad en las redes y puede que incluso consiga más contratos Además, si te encanto el trabajo que hizo en tu boda, sería una pena no compartirlo. 

Aplicar estos consejos para el día de tu boda le facilitará la vida a tu fotógrafo. Como fotógrafos estamos comprometidos con nuestro trabajo y buscamos entregar el mejor producto terminado posible. Si hacemos el trabajo solos, seguramente será todo lo que esperas pero si nos ayudas, superaremos tus expectativas. Así que ya sabes, si quieres que las capturas de ese día que cambia tu vida sean las mejores, darle una mano a tu fotógrafo nunca está de más. 

You might also like