diciembre 17, 2020

Qué esperar de tus fotografías de boda

Hoy en día, compartir tus fotos con el resto del mundo es muy sencillo. Esta opción está al alcance de un clic. Instagram, Pinterest o VSCO, sea cual sea tu servidor de preferencia, seguramente has conocido la magia de la edición de fotografías a través de estas aplicaciones. Posiblemente, te sientas tentada a aplicar unos cuantos de sitos trucos en la fotos del gran día de tu boda, pero hay que hablar claro, no todo se puede resolver en postproducción. Así que, si estás buscando que tus imágenes tengan un poco de la magia de Photoshop, permíteme ofrecerte un poco de información al respecto.

Encuentra el estilo correcto

No a todos los fotógrafos les agrada sobrecargar las fotos con edición, en especial los estilos que sean más documentales serán los más naturales del mercado. Si quieres que tus fotos sean muy retocadas, es mejor que contrates desde el inicio a un fotógrafo que trabaje con este estilo. Para encontrar correcto siempre es útil revisar su página web y buscar su trabajo en rede sociales. Esto te ayudará a tener una idea del trabajo de los distintos fotógrafos y así encontrarás al que más se adapte a tus necesidades y gustos.

Habla con tu fotógrafo 

Una vez que hayas encontrado al fotógrafo ideal, el siguiente paso es la comunicación. Aún cuando su estilo sea muy retocado, seguro habrá cosas que no alteran cuando editan la foto. Charla sobre cuales son las cosas que están incluidas en su retoque y cuales son sus políticas. A veces hay quienes tienen un filosofía muy estricta con respecto a lo que retocan y lo que es un no  definitivo. 

Comenta tus inseguridades

A veces, tú estás muy consciente de un detalle que no te gusta de tu persona o que te provoca que te sientas insegura. Coméntalo con tu fotógrafo, así él o ella sabrá cómo hacer las tomas para reducir la visibilidad de este aspecto. Asimismo, estará consciente de ello durante la postproducción y así retocará esos pequeños detalles. Aquí estamos hablando de algo sencillo, quizá quieres que tus dientes luzcan más blancos u ocultar un poco tus ojeras, estas serán tareas sencillas que tu fotógrafo hará con gusto si se los haces saber con anticipación, pues a veces, hacer un cambio no sugerido puede ser considerado algo descortés. Mientras tú no le pidas al fotógrafo que corrija esas pequeñas arrugas, él o ella no las tocará.

Ten en cuenta que tu fotógrafo solo se hará cargo de pequeños detalles según su estilo y tus peticiones. Si buscas que tu foto sea retocada un poco más ahí en la cintura, que te den una mandíbula más definida o que te quiten un poco de brazo, puede que algunos fotógrafos no cuenten con las habilidades para hacerlo por eso coméntalo con anticipación. Si fotógrafo accede a hacer este tipo de arreglos, seguramente cobrará extra por los servicios y el tiempo que deberá de dedicar a cada foto. Otra opción sería mandar fotos con un retocado experto para que se encargue de los asuntos mayores.

La luz y la sombra 

Estos dos detalles solo se podrán controlar el día de la boda. Tu fotógrafo se encargara de buscar los espacios más adecuados para obtener las fotos perfectas. Sin embargo, sé consciente que estos son fenómenos de la naturaleza que no pueden ser cambiados con esfuerzos humanos. Estos detalles no podrán ser eliminados de la foto completamente ni en postproducción. Por supuesto que se controlará la exposición de la imagen, así como el brillo de la fotografía pero no podrán eliminar las sombras por completo. Por eso debes de estar muy consciente del horario en el que realizarás el evento. Trata de tener un rango de horas que cuenten con la iluminación justa. Evita los horarios con exceso de luz del sol o, al contrario, con una falta de iluminación.

You might also like