enero 7, 2021

Ser sincero sin dejar de ser atractivo

Las emociones están vivas, hablan a través de las risas, se muestran por medio de las lágrimas, se mueven. Ahora bien, capturar todo ese movimiento en una toma estática no es nada sencillo. Sin embargo, los fotógrafos son capaces de lograrlo, pero siempre necesitarán de tu ayuda. Una de las preguntas que me hacen muchos de mis clientes es cómo hacer que las fotos de la boda atrapen todas las emociones del momento sin que parezcan fingidas, cómo pueden mantenerse sinceros sabiendo que hay una cámara de por medio. Mi primera respuesta es que sean espontáneos, pero ya que para algunos esta no es una tarea fácil de lograr, déjame darte una lista que te ayudarán tanto a ti, como a tu fotógrafo, para conseguir tomas llamativas sin que sacrifiques la honestidad de las mismas. 

1. Tienes que estar cómodo con el fotógrafo: este se me hace uno de los puntos más importantes. Seguro alguna vez haz llegado a un lugar en el que no conocías a nadie y experimentaste un golpe de incomodidad, sentiste que no podías ser tú. Eso mismo pasa con tu fotógrafo. Si no te sientes en un ambiente seguro y amigable, será muy difícil conseguir tomas en las que se denote tu esencia.

2. Aprovecha el espacio: tomar fotos en un espacio que sea importante para tú y tu pareja puede ayudarlos a desenvolverse más fácilmente, lo que les ayudará a conseguir capturas hermosas y sinceras. 

3. Dale vida a la ciudad: una caminata por su ciudad puede ser una oportunidad para conseguir tomas espontáneas. Imagina que vas caminando por la avenida principal y te encuentras con el restaurante en el que fue su primera cita. El resultado, fotografías con emociones fieles al instante. 

4. La privacidad también es importante: es obvio que tu pareja y tú actúan diferente cuando están solos, pues la atmósfera de romanticismo los envuelve. Este puede ser un escenario maravilloso para capturar la verdad de lo que dicen sus ojos. 

5. Olvídate de posar: no son modelos, nadie los está dirigiendo ni los obliga a doblar su cuerpo como un maniquí. Esto no se trata de una pasarla de modas, lo único que necesitan es dejarse llevar por el momento y ser ustedes mismos. Olvídense de las cámaras, es su momento.

6. El primer vistazo: una de las reacciones más espontáneas y naturales en las bodas es cuando los novios se ven por primera vez. Una fotografía de este momento capturará la emoción del momento y será única. No hay nada más llamativo que la verdad escapándose por los ojos del novio, quizá en forma de lágrimas. 

7. Reúnete con tus damas de honor: seguro las habrás elegido porque son la personas más especiales en tu vida y ocupan un lugar muy especial en tu corazón; es justo con estas personas con las que puedes ser tú sin importar nada. Imagínate riendo a carcajadas después de que una de tus damas haya dicho un chiste para disipar tus nervios, seguro será la toma perfecta. 

8. No olvides a los invitados: saludar a los seres queridos en días tan importantes como este siempre viene con un paquete completo de emociones que serán muy sencillas de retratar, pues inundan la sala. No habrá una foto más sincera que la de un padre abrazando en este día que cambiará la vida de ambos. 

9. El primer baile: en este momento serán dueños de la pista y seguro nada importará más que la persona que sostiene tu mano. Es hora de que tu fotógrafo entre en acción, no deberá desperdiciar ninguna toma. 

10. No dejes que el tiempo de asfixie: nunca está de más pagar horas extra al fotógrafo si eso te da tranquilidad. Recuerda, es un día muy importante, no debes dejar que nada se interponga entre tú y ese álbum perfecto lleno de recuerdos que te dejarán satisfecha tanto a ti como a tu pareja.

11. Relájate: lo más importante es que disfrutes el día. De nada servirá que te estreses por estar pensando en las fotografías, al contrario, solo hará más difícil la tarea de tu fotógrafo. Recuerda, al final, este es uno de los días más especiales en tu vida, mientras tengas eso en mente, las emociones fluirán de manera natural y será más sencillo capturar tus emociones. 

You might also like