enero 28, 2021

Tu fotógrafo, tu prometido y tú, en una cita, piénsalo

Una de las cosas que suelo resaltar mucho es que cuando contratas a un fotógrafo, no solo el estilo y la experiencia importan. Una de las características que es de suma importancia es su personalidad. Si bien, la idea no es que tu fotógrafo se convierta en tu amigo, el plan tampoco consiste en solo firmar una hoja y pasarse frente a una cámara. Con base en mi experiencia, para que una sesión de fotos pueda ser exitosa y tener buenos resultados, la relación que la pareja con el fotógrafo es muy importante. Por eso, salir con tu fotógrafo para llegar a conocerse más es una gran idea y algo que deberías implementar. Aquí te dejaré una guía que puedes seguir para encontrar a tu fotógrafo ideal.

Para que una sesión de fotos pueda ser exitosa y tener buenos resultados, la relación que la pareja con el fotógrafo es muy importante. Por eso, salir con tu fotógrafo para llegar a conocerse más es una gran idea y algo que deberías implementar.

1.  Haz tu tarea

Primero, debes de hacer investigación. Junta un grupo de fotógrafos con los que quisieras trabajar, ya sea por su experiencia, el estilo que maneja o por recomendación de otra persona. Esta lista deberá de ser depurada, así que comienza por conocer más a los profesionales con los que trabajarás. Esto no necesariamente quiere decir que tengas que visitar a los 10 fotógrafos de tu lista, puedes comenzar por revisar sus redes sociales. Presta atención a su interacción con las personas: es fría o se siente un tono familiar. También puedes leer su blog o escuchar su podcast para conocer cuales son sus pasiones y revisar si su perfil encaja con lo que estás buscando para tu boda.

2. Ponle fecha a la cita 

Uso cita aquí en los dos sentidos de la la palabra: una cita con la connotación formal de la palabra y un cita en el sentido romántico. No te aceleres, tu parea estará contigo, pero lo digo de esta forma porque las citas son para conocerse y eso es justamente lo que buscas con tu fotógrafo, conocerlo. 

Te recomiendo que tengas una reunión personal y no solo una llamada o vía Skype. Por más normal que sean estos servicio, aún existirá un medio ajeno entre ustedes, lo que hará la comunicación menos orgánica. Una visita en persona los ayudará a analizar la química que tienen con el fotógrafo. 

3. Los temas de conversación

En primera instancia, es importante que le planteen a su fotógrafo lo que esperan de las fotografías de su boda. Expónganle su visión. Coméntenle cuales son las tomas que buscan o el estilo que esperan. Un buen fotógrafo deberá mostrarse abierto discutir estos puntos con ustedes, algunos incluso les compartirán experiencias pasada para hacerlos sentir más seguros.

Compartan además las actividades que se realizarán durante la celebración. Expónganle el cronograma u horario que piensan seguir. Observen la disposición del fotógrafo, quizá les comparta ideas para aprovechar cada el día al máximo o los ayude a planear las actividades de manera que haya un momento para todo. 

Coméntale sobre tus invitados, en especial si tienes una familia grande. A veces organizar a tantas personas puede ser un trabajo abrumador para el fotógrafo y justamente por eso es necesario que hablen sobre lo que buscan con respecto a las personas que los acompañaran en esta celebración. Además, es mejor que su fotógrafo esté precavido y sepa lo que se va a encontrar el gran día, ya sea una familia caótica o una al estilo británico muy bien organizada. También pidan que les muestre un álbum completo de una boda que haya cubierto recientemente, no solo su portafolio o los highlights del evento.

4. Hoyo en uno 

Te darás cuenta de si hiciste match con tu fotógrafo o no por el flujo de la conversación. Si no hay silencios incómodos y la plática fluye tan bien que de repente ya estás hablando sobre tu abuelita que empezó a tejer suéteres para su futuro bisnieto, sabrás que has dado en el blanco.

También presta atención a cualquier signo que te pueda indicar que ese fotógrafo simplemente no es lo que necesitas. Presta atención a la calidad del servicio, si tu fotógrafo es lento y no muestra interés, tu sentido araña seguro te avisará que debes ir hacia otra dirección. Yo, por ejemplo, siempre me esfuerzo por tratar a mis clientes como los trataría el día de la boda, prestando atención a todas sus inquietudes y escuchando lo que tengan que decir para complementar cualquier idea. Ahora que sabes eso, ponlo en práctica y comienza a salir con algunos fotógrafos para encontrar al candidato perfecto.  

You might also like